Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de portaluz.org Acceder a la versión normal  
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Vaticano
El Papa Francisco reflexiona sobre "el oficio" del Espíritu Santo

    


El Papa Francisco también rezó en especial por todos aquellos que sufren porque perdieron sus trabajos durante este período de la pandemia.







Este 11 de mayo, en su homilía, durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, el Santo Padre Francisco dijo que el Espíritu Santo nos ayuda a comprender cada vez más lo que Jesús nos enseñó: la doctrina no es estática, sino que crece en la misma dirección, advirtió.

El Papa Francisco comentó el Evangelio de hoy (Jn 14, 21-26) en el que Jesús anuncia a sus discípulos que les enviará al Paráclito, el Espíritu Santo que el Padre enviará en su nombre. "Es la promesa del Espíritu Santo – dijo el Papa – el Espíritu Santo que habita en nosotros y que el Padre y el Hijo envían" para "acompañarnos en la vida". Se llama Paráclito, es decir, el que "sostiene, el que acompaña para no caer, que te mantiene firme, que está cerca de ti para sostenerte". Y el Señor nos ha prometido este apoyo, que es Dios como Él: Él es el Espíritu Santo.

"¿Qué hace el Espíritu Santo en nosotros? El Señor lo dice: 'Él te enseñará todo y te recordará todo lo que les he dicho'. Enseña y recuerda. Este es el oficio del Espíritu Santo. Nos enseña: nos enseña el misterio de la fe, nos enseña a entrar en el misterio, a comprender un poco más el misterio, nos enseña la doctrina de Jesús y nos enseña a desarrollar nuestra fe sin cometer errores, porque la doctrina crece, pero siempre en la misma dirección: crece en comprensión. Y el Espíritu nos ayuda a crecer en la comprensión de la fe, a entenderla más y a ir más allá para entender lo que dice la fe. La fe no es algo estático; la doctrina no es algo estático: crece siempre, pero crece en la misma dirección. Y el Espíritu Santo impide que la doctrina se equivoque, impide que se quede quieta allí, sin crecer en nosotros. Nos enseñará las cosas que Jesús nos enseñó, desarrollará en nosotros la comprensión de lo que Jesús nos enseñó, hará crecer en nosotros la doctrina del Señor, hasta la madurez".

"...Y otra cosa que hace el Espíritu Santo, es recordar: 'Él les recordará todo lo que les he dicho'. El Espíritu Santo es como la memoria, nos despierta, nos mantiene siempre despiertos en las cosas del Señor y también nos hace recordar nuestra vida, cuando nos encontramos con el Señor o cuando lo dejamos", reflexionó el Vicario de Cristo.

El Papa recordó a una persona que rezó ante el Señor así: "Señor, soy el mismo que de niño, de joven, tuvo estos sueños. Entonces, fui por los caminos equivocados. Ahora me has llamado". Esto – dijo el Pontífice – es el recuerdo del Espíritu Santo en la vida de uno. Te lleva a la memoria de la salvación, a la memoria de lo que Jesús te enseñó, pero también a la memoria de tu propia vida. Esto – continuó el Papa – es una hermosa forma de rezar al Señor: "Yo soy el mismo. He caminado mucho, he cometido muchos errores, pero soy el mismo y tú me amas".  Es "la memoria del camino de la vida".

"Y en este recuerdo, el Espíritu Santo nos guía; nos guía para discernir, para discernir lo que debo hacer ahora, cuál es el camino correcto y cuál el equivocado, incluso en las pequeñas decisiones. Si pedimos luz al Espíritu Santo, nos ayudará a discernir para tomar las decisiones correctas, las pequeñas decisiones de cada día y las más grandes". El Espíritu "nos acompaña, nos sostiene en el discernimiento", "nos enseñará todo, es decir, hace crecer la fe, nos introduce en el misterio, el Espíritu que nos recuerda: nos recuerda la fe, nos recuerda nuestra propia vida y el Espíritu que en esta enseñanza, en esta memoria, nos enseña a discernir las decisiones que debemos tomar. Y a esto los Evangelios le dan un nombre al Espíritu Santo: sí, Paráclito, porque te sostiene, pero otro nombre más hermoso: es el Don de Dios. El Espíritu es el don de Dios. El Espíritu es precisamente el Don: "No te dejaré solo, te enviaré un Paráclito que te sostendrá" y nos ayudará a avanzar, a recordar, a discernir y a crecer. El don de Dios es el Espíritu Santo.

“Que el Señor – es la oración conclusiva del Papa Francisco – nos ayude a mantener este don que nos dio en el Bautismo y que todos tenemos dentro de nosotros”.


 
Noticias de portadaOtros artículos de Vaticano
El Papa a Prensa Católica: "protejan la comunicación por el bien de los demás"
El Papa enseña sobre la experiencia de oración del Rey David: "Santo y pecador, reza"
Catequesis del Papa sobre la oración: "Moisés nos insta a rezar con el mismo ardor que Jesús"
Papa Francisco: "En los momentos oscuros, momentos de pecado… Allí hay una cita con Dios, siempre"
El Papa al Ordo Virginum: "Sean mujeres de misericordia, que creen en lo revolucionario de la ternura y del cariño"
© 2020  |  www.portaluz.org   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia